Cristina Martín Lara Wenn ich nur wüsste woran das liegt .../ Si yo supiera a qué se debe... del 27 de noviembre del 2004 al 08 de enero de 2005

 


 

Nota de prensa

Últimamente vivo cosas, me pasan cosas que…

…si yo supiera a qué se deben…tal vez podría hacer algo al respecto?

Los trabajos son una búsqueda de nuestra propia subjetividad y de la imprecisa frontera entre lo que es real e imaginario, parten de experiencias personales y del contexto que me rodea, de los subjetivo y personal, como un conjunto de vivencias acumuladas en el tiempo. Utilizo prótesis de comunicación que puedan trascender del yo al otro, para que el espectador las vea y sienta con otros ojos; presentándolos de manera abstracta y replanteando continuamente el problema de la comunicación inter-subjetiva de la experiencia artística.

Hasta ahora las instalaciones han funcionado en mi trabajo de forma autónoma, en mayor parte fueron creadas ex profeso para dar paso a trabajos fotográficos, que se convertían en una reinterpretación de éstas. Ahora se cierra el círculo, replanteándome el medio vídeo a modo de fotografía con movimiento, con cámara fija, prescindiendo de los diaporamas anteriormente utilizados, para poder introducir al espectador de forma más directa en la escena.


Presento y posiciono al espectador ante fragmentos de información (Fotografía, Vídeo, Sonido) inacabados, al fin de al cabo, en los sueños, más que en las imágenes, lo que al final nos quedan son sensaciones, impresiones de lo experimentado que no llegan a ser del todo nítidas; y que obligan al espectador a continuar la escena allí representada, a reconstruirla desde su propia experiencia.

La producción fotográfica que compone esta exposición se presentará como nuevas historias reinterpretativas del video al que pertenecen, caracterizadas en su mayoría por la fragmentación corporal de los personajes que adquirirán una autonomía propia y que le harán estar entre lo muerto y lo animado. Personajes que aparecerán anónimos, mostrando fragmentos a modo de “puzzle”, abiertos al “encaje” que de ellos quiera hacer el espectador. Ya sea a gran formato, apoyado a pared como continuación de la imagen en sala, o en formato medio.
*Sueños Despiertos: El aspecto común a todos ellos es su carácter egocéntrico, la escena girará siempre alrededor del protagonista en un espacio imaginario real. El soñador estará en el centro de dicha escena, ocupando un lugar secundario los demás personajes.

Cristina Martín Lara.
Noviembre de 2004