ARCO 08 del 13 de febrero al 18 de febrero de 2008

Nota de prensa

La Galería JM presenta un proyecto expositivo en ARCO 08 dentro del programa ARCO 40 integrado por obras de reciente creación de tres de los artistas más destacados de la galería: Irene Andessner, Iván Pérez y Carlos Schwartz. Esta propuesta conjunta plantea una nueva mirada al concepto de representación estética, entendida como espacio de encuentro e iluminación, exploración y cambio, al tiempo que propone revisar la definición contemporánea de la identidad tomando en consideración los desarrollos y mutaciones de la cultura y la sociedad. Todo ello desplegando soportes y formatos asociados a la luz y a la idea de elevación o ascenso con objeto de ofrecer una reflexión en distintos planos sobre las posibilidades de visión en un mundo saturado de imágenes de diverso origen. Proponiendo, en este sentido, una redefinición de los modelos críticos con que el espectador puede entender y relacionarse con las obras artísticas.

El proyecto de la Galería se compone de las siguientes propuestas de cada uno de estos tres artistas:

Maternoster (2006) es el eje central de la propuesta de Irene Andessner. Se trata de una obra que se presenta en doble soporte. Por una parte, un vídeo sobre una performance de la artista llevada a cabo en interacción con el público en el ascensor del histórico edificio de la Jefatura Federal de Industria de Viena. Y, por otra parte, una fotografía de 32 escenas correspondientes a esa misma performance de la artista. El concepto de Andessner fue jugar con las máscaras culturales de la identidad femenina (la madre, la prostituta, la virgen) a lo largo de la historia e invertir el dominio patriarcal en el mundo de los negocios y la industria hasta el punto de travestir temporalmente el nombre del edificio Paternóster por Maternoster (“Madre nuestra”). Para ello asume ante el público, subiendo y bajando en el ascensor del edificio durante cuatro horas, la caracterización de cuatro figuras maternales míticas: Alma Mater, María de Nazareth, Madre Coraje (Ana Fierling) y Madonna (Louise Veronica Ciccone). Del proyecto I Am Irene Andessner, iniciado en 2005 por la artista y todavía en curso, la Galería presenta las tres obras realizadas hasta el momento. Se trata de varias fotografías y cajas de luz en las que Andessner se retrata desnuda en un espacio artificial usando de espejos y marcos de ficción para jugar sin tapujos con los conceptos de identidad y alteridad. La imagen femenina a la que presta su rostro y su cuerpo es, como ella misma dice, “siempre ficticia – tanto a los ojos del espectador como a los de la sociedad”. Andessner decide así reivindicar el tiempo presente (“I am”) más que el pasado (“I was”) como modo de señalar el devenir de su arte en relación con su camaleónica figura. Una creencia radical en la posibilidad de expresar la identidad a través del cambio, la autenticidad a través del artificio, la esencia y presencia de la mujer a través de sus imágenes y accesorios.  En definitiva, como viene a decirnos de modo ejemplar esta serie de fotografías: “Yo es otra”.

Incorporadas como piezas clave en este proyecto de la Galería se encuentran las propuestas del artista Carlos Schwartz. Se trata de dos obras impresionantes por su formato y su designio: una escalera de luces (Ascenso) y un texto en neón de una cita del Evangelio según San Juan (Juan 1.1.). Son dos construcciones de alto componente simbólico cuyos elementos esenciales (la materia, la luz, la palabra) aspiran a establecer vínculos con las raíces ocultas de la tradición espiritual de Occidente. También nos proponen la búsqueda de un nuevo sentido, más acorde a la experiencia contemporánea y las derivas de la cultura, de los componentes de esa tradición inveterada. La obra de Schwartz está fuertemente ligada a las estrategias estéticas y los significados esotéricos de la antigua emblemática. Para Schwartz, el principio creador de su obra es la analogía, la unión de dos o más símbolos con el fin de crear una nueva imagen alegórica del mundo natural. El artista viviría así encerrado en su laboratorio creativo como un alquimista moderno, manipulando las fuentes de la vida y la cultura, como Fausto, para extraer de ellas los principios del conocimiento y la belleza.

Iván Pérez es el tercer artista presentado en este proyecto para ARCO 40.  Movido habitualmente por investigaciones en torno a la representación de la realidad cotidiana, sobre la que ha realizado una lectura crítica de aspectos sociales que a menudo pasan desapercibidos, lo hace en esta ocasión animado por la intención de llevarnos a descubrir la distancia existente entre el espectador y la representación. Los museos de la guerra, objeto preferente de las nuevas investigaciones de Iván Pérez, abundan en Europa Central y el Reino Unido con el fin de recrear acciones bélicas de su historia y mostrar todo el arsenal destructivo en forma de objetos impactantes reciclados como obras de arte. Más allá de los desastres y la sangre, estos museos, que nos presentan de forma didáctica y divertida el horror como espectáculo, son concebidos como espacios de gran consumo visual.  De este modo, Iván Pérez nos propone un recorrido turístico por una docena de museos y memoriales de guerra de Holanda y el Reino Unido (la serie Warshow). Su mirada furtiva disecciona la realidad mediante una serie de imágenes chocantes para transformarnos en partícipes del consumo y la expectación. Una sala de torpedos de un submarino o un gran cañón antiaéreo son los elementos que el artista presenta en fotografías de gran formato para iniciar el enfrentamiento entre la realidad, el simulacro y la representación.

 

Open Imagination